237 razones para practicar sexo

cama-pareja2.jpg 

Psicólogos de la Universidad de Texas catalogan y analizan los motivos de las personas para decidirse a mantener relaciones sexuales Ya han hallado más de dos centenares de causas y siguen buscando y contando

 

PEDRO RODRÍGUEZ/WASHINGTON

Aunque la imaginativa mecánica de los arrebatos carnales se encuentra sobradamente documentada desde la antigüedad, el consenso científico para explicar la sexualidad de los seres humanos se ha venido cimentando en una serie más bien limitada de motivos: procreación, placer, búsqueda de mejores genes o parte de una relación sentimental. Sin embargo, dos profesores de Psicología de la Universidad de Texas se han aventurado a poner en cuestión estas reiteradas explicaciones a través de sistemática catalogación y análisis de las más variopintas razones esgrimidas por seres humanos para dejarse llevar por sus pasiones.

                                   452ec0d6-00384-06502-400cb8e1.gif

El estudio completado por David Buss y Cindy Meston, cuyas conclusiones aparecen publicadas en el último número de Archives of Sexual Behavior, revela un total provisional de 237 motivaciones, literalmente para todos los gustos. Razones que abarcan desde lo banal («aburrimiento» o «excesivo consumo de alcohol») a lo espiritual («quería sentirme más cerca de Dios»). Sin olvidar un cierto altruismo promiscuo («quería que la otra persona se sintiera mejor») o manipuladoras consideraciones («quería un ascenso»).

El profesor David Bush, co-autor de La evolución del deseo y otros libros, ha explicado en defensa de su comentado alarde clasificatorio, que el porqué la gente mantiene relaciones sexuales es una cuestión extremadamente importante pero sorprendentemente muchos científicos asumen que la respuesta es obvia». A su juicio, la realidad más sensual es que «la gente tiene razones muy diferentes, algunas de las cuales son realmente complejas» o incluso maquiavélicas.

                          46829e55-00198-04b5f-400cb8e11.gif

Para todo este deliberado ejercicio de taxonomía, los investigadores de la Universidad de Texas han utilizado la combinación de dos encuestas. La primera se ha centrado en 400 hombres y mujeres a los que se les ha solicitado ayuda para identificar motivaciones sexuales. La segunda ha utilizado la opinión al respecto de más de 1.500 universitarios.

A la vista de todo este caudal de información íntima, voluntaria y anónima, los profesores Buss y Meston han logrado identificar cuatro grandes grupos de explicaciones (además de trece sub-factores) para responder a la pregunta de porqué lo hacemos:

Razones físicas. Grupo con explicaciones que insisten en la utilidad sexual para aliviar el estrés («me ayuda a dormir»), la búsqueda de placer («es excitante»), la mejora o expansión de experiencias («tenía curiosidad») y factores de atracción y deseo («tenía un cuerpo irresistible»).

Razones con objetivos. Apartado que abarca desde consideraciones prácticas («quería tener un hijo») a la búsqueda de estatus social («quería ser popular») o incluso cuestionables factores de animosidad («quería vengarme de una infidelidad»).

Razones emocionales. Amor y compromiso («buscaba una conexión»), forma de expresión personal («quería decir gracias») o simplemente por percepciones como «era inteligente».

Razones de inseguridad. Donde se incluyen problemas de auto-estima («quería la atención»), sentimientos de obligación o presión («mi pareja insistía») o el deseo de monogamia («evitar que mi pareja se fijase en otra persona»).

                              4582ce2f-002dc-03675-400cb8e1.gif
El estudio ha detectado que la razón más popular («atracción hacia la otra persona») es compartida por igual tanto por hombres como mujeres. Con una llamativa similitud entre géneros con respecto a la lista de los diez motivos más recurrentes, incluido «el deseo de expresar mi amor» y «es divertido». Con una mayor preponderancia femenina a ofrecer explicaciones de carácter sentimental y una mayor tendencia masculina a utilizar el sexo para lograr estatus o recursos. Además de un mayor sentido de obligación entre mujeres de cierta edad.A partir de ahora, los profesores David Buss y Cindy Meston están abiertos a continuar sumando razones adicionales, con ayuda de internet, para buscar explicaciones a la sexualidad humana. Además de empezar a reunir motivos para negarse a mantener relaciones sexuales. Aunque, según pronostica New York Times, la lista de razones negativas seguramente va a ser mucho más corta. http://www.laverdad.es/murcia/prensa/20070801/sociedad/razones-para-practicar-sexo_20070801.html

 —————————————————————————————————–—

                Speeddating Eventos

                  www.minicitas.com

logotipo-minicitas2.jpg

Normalmente nos vale con una primera impresión para hacernos una idea aproximada de una persona, aquí tendrás 5 minutos para darle veracidad a esa primera impresión. Conocerás sus gustos, sus inquietudes, que le importa y que no, que le provoca una sonrisa… Podrás saber si es una persona amable, si es interesante, divertida e inteligente y después decidirás, a través de nosotros, tranquilamente y sin ningún tipo de compromiso si te gustaría o no conocerl@ más.

                              www.minicitas.com


Anuncios

~ por Azul MC en agosto 17, 2007.

Una respuesta to “237 razones para practicar sexo”

  1. holsa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: